7 cosas que roban tu energía y cómo combatirlas

A menudo hay acciones que nos desgastan demasiado, que suponen un robo de energía considerable y que son completamente evitables.

No te pierdas estos consejos que te permitirán evitar que esto ocurra y verás como te siente mucho mejor.

Son sencillas costumbres que harán que tengas una vida mucho más agradable sin hacer grandes esfuerzos por ello.

1. No debas nada a nadie

Los problemas de dinero suelen ser una de las principales causas que acaban derivando en importantes quebraderos de cabeza.

Uno de tus objetivos, por tanto, tiene que ser no deber dinero a nadie.

Las cuentas sin pagar nos atan y minan la confianza que los demás pueden tener depositada en nosotros. Así, si quieres que te paguen lo que te deben, procura hacerlo tú también.

Se trata de ser coherente con un modo de vida. Sé responsable. Te sentirás mejor, los demás tendrán un mejor concepto de ti y, al final, esto se traducirá en tranquilidad para ti.

2. Elige bien con quien te relacionas

Hay personas que son tóxicas puesto que, al final, su influencia sobre nosotros acaba siendo negativa.

Es frecuente que por querer ayudar a los demás acabes por recibir todas las quejas y energía negativa de otras personas.

Encuentra un equilibrio entre ayudar a tus amigos y familiares y rodearte de personas positivas, evitando las tóxicas.

En este sentido, también te ayudará algo tan sencillo como aprender a perdonar. Y es que puedes decidir perdonar y seguir adelante en vez de gastar energía enfadado u odiando a alguien.

Sentirás que te quitas un peso de encima y mucho más aliviado.

3. Afronta las adversidades

A todos en la vida nos llegan etapas que están protagonizadas por las adversidades. La clave pasa en saber cómo afrontarlas.

Si hay algo que te molesta, exprésalo y aléjalo de tu vida. No te quedes esperando, porque tú mismo decidirás cómo quieres vivir tu vida.

Lo mejor que puedes hacer es asumir las cosas como vienen.

Hay que aceptar y dejarse llevar por las situaciones, teniendo en cuenta en todo momento qué debes hacer para sobrellevar el trámite del mejor modo posible.

4. Dedica tu tiempo a aquello que te aporte

comida casera familiar

Elimina en la medida de los posible aquellas tareas que no aportan nada en tu vida y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas verdaderamente.

Por supuesto debes asumir responsabilidades y saber que no todo el tiempo podrás pasarlo así.

Muchas veces, por puro control o por no darnos el permiso, seguimos perdiendo tiempo en nimiedades y abandonando lo que de verdad es importante en nuestras vidas: hacer lo que nos gusta y cumplir con nuestras responsabilidades.

5. Ordena tu vida

Ordenar tu vida debe ser clave, tanto literal como metafóricamente.

Recoge y organiza tu casa. Si hay algo que te roba energía es un espacio desordenado y lleno de cosas que ya no necesitas. Mira qué quieres conservar y qué no y tíralo.

En el caso de tener que tomar decisiones de relevancia en los próximos días, date un tiempo para reflexionar.

Debes actuar en el momento preciso, enfocar toda tu energía en tu objetivo y no parar hasta conseguirlo.

6. La asertividad te hará más feliz

Aprende a decir no. Puede que seas de las personas a las que les cuesta trabajo decir “no” por el motivo que sea, desde sentir vergüenza a tener miedo a que se molesten contigo.

Plantéate el tipo de vida que estás teniendo, si es la que tú deseas o la que quieren los demás.

7. Tu salud es lo primero

piel saludable

Debes tener en cuenta que nada de esto tiene sentido si no se goza de una buena salud, así que no olvides dar prioridad a tu bienestar.

Dedica un tiempo en tu día a día a meditar, respirar, hacer ejercicio, escuchar a tu cuerpo y eliminar las toxinas que le sobran.

Para ello, puedes ayudarte con una buena alimentación y con bebidas naturales, comidas orgánicas y frescas. Trabaja en la prevención para evitar la crisis de una enfermedad, ya que tu cuerpo te avisará al quedarte sin energía.

Fuente

Compartir