Fistulas Gastrointestinales – Soporte nutricional

FISTULA: comunicacion anormal entre dos órganos, consecutiva generalmente a un proceso de ulceración, necrosis, traumatismo o intervención quirúrgica. Comunica el foco patológico con otro órgano y sale de ella el contenido que genera el órgano primario. Las fistulas pueden ser:

  • Externas : comunican un órgano con el exterior ,a nivel de la superficie del cuerpo
  • Internas: comunica dos órganos entre si
  • Congénitas :innatas desde el nacimiento
  • Adquiridas: espontaneas o traumáticas

Una fistula gastrointestinal externa es una complicación frecuente y grave en cirugía gastrointestinal. Sin embargo su pronóstico ha cambiado a partir del empleo de nutrición parenteral total en estos pacientes. El control estricto de perdidas e ingresos de líquidos y electrolitos es fundamental en el manejo de las fistulas De acuerdo a su ubicación anatómica y a su gasto se clasifican en: 1-Fistulas de alto gasto Ubicadas a nivel del duodeno, yeyuno o íleon. Presentan una perdida superior a 500ml/24 horas 2-Fistulas de bajo gasto: Ubicadas a nivel del intestino grueso. Presentan una pérdida superior a 500ml/24horas. Estas fistulas producen poco liquido ya que la mayoría del agua intestinal ha sido absorbida por el íleon distal. Por esta razón son mucho menos peligrosas y fáciles de tratar.

TRATAMIENTO: 1-Corregir los déficit de líquidos y electrolitos. 2-Controlar los drenajes de abscesos. 3-Mantener o replecionar el Estado Nutricional 4-Cuidar el orificio externo de la fistula. La malnutrición es un hallazgo común en los pacientes con fistulas entéricas, sobre todo las que presentan un alto débito.

SOPORTE NUTRICIONAL La localización anatómica de la fistula entérica, así como el débito diario de la misma, son los principales factores que condicionan la elección del soporte nutricional más apropiado. En las fistulas de esófago, estómago y duodeno, se debe intentar Nutrición Enteral  N.E. a través de una sonda distal a la fistula, colocada mediante radiología intervencionista, endoscopia digestiva o por yeyunostomia. Si no se consiguiera administrar la N.E. distal a la fistula, habría una clara indicación de Nutrición Parenteral Total NPT. En las fistulas de íleon distal, sobre todo si son de bajo débito, se puede intentar administrar NE con una dieta polimérica baja en residuos. Independientemente del lugar de la fistula, si la NE aumenta el débito de la fistula, habrá que plantear el cambio a una NPT. En los casos en que exista obstrucción intestinal o discontinuidad de los extremos intestinales, también estará contraindicada la NE, por lo que se deberá utilizar NPT. El tratamiento se prolonga hasta el cierre espontaneo de la fistula -que sucede alrededor de los 40 días-,ante causas que impiden su cierre-enfermedad de base que produce malnutrición calórica-proteica, obstrucción intestinal ,sepsis sistémica ,abscesos o cuerpos extraños en el trayecto fistuloso-, se deberá proceder al cierre quirúrgico, el cual se debe llevar a cabo una vez que se controle la sepsis y el paciente comience a replecionar  nutricionalmente.