Maltrato en los ancianos

El anciano muestra “deseos permanente de consulta”, pero al mismo tiempo retardado inexplicable en recurrir al tratamiento, tendencia a perder las entrevistas, lesiones previas inexplicables o explicaciones incoherentes.
Síntomas físicos: Se encuentran lesiones diversas, indicando los golpes recibidos; o en forma de objetos; o alrededor de las muñecas o tobillos, indicando el lugar en el que fueron atados, la pobre higiene personal, enfermedades de transmisión sexual o dolor, picazón o sangrado en la zona genital.
Síntomas psicológicos y sociales: Baja autoestima, ansiedad exagerada o abandono, cambios extremos del humor, depresión, ideas de suicidio, confusión y desorientación. El paciente está miedoso ante el acompañante; conflicto de palabra que el acompañante muestre despreocupación por la asistencia, actitudes de indiferencia o rabia hacia el anciano; que se preocupe exageradamente de los costos de tratamiento o que niegue al paciente la chance de interactuar en privado con el profesional.
Merece ser tratado, al menos igual que los demás, hay que hacer lo necesario para que mantenga su autoestima y continúe, o al menos no decrezca, su vida de relación con los demás.
Pero para que el trato dignificante se promueva la continuidad en la vida de relación y la autoestima es imprescindible:
• Que la alimentación, higiene y seguridad sean adecuadas. Esto supone que tenga asistencia la vestirse, al comer, al bañarse, al higienizarse, al movilizarse.
• Que al atención medica, psiquiátrica y psicológica sean accesibles y apropiadas.
• Que el hábitat sea el idóneo.
• Que la conducta verbal sea incrementada, o al menos mantenida.
• Que la actividad física sea la necesaria a sus condiciones biológicas.
• Que la conductas autoagresivas sean eliminadas o disminuidas.(forma parte de este tipo de conductas, todo lo relacionado con la depresión).
• Que la interacción social en todos los aspectos sean continuos, accesibles y adecuados, especialmente en lo que se refiere a familia y a las amistades.
Alternativa ética que se presenta al profesional está o en hacer sólo aquello que en última instancia promueva su “acomodación” al medio ambiente o por el contrario, obrar de tal manera que el anciano se vea incentivado permanentemente en su iniciativa, su creatividad y sentido de la autoestima. Es necesario que el anciano se adapte a ciertas conductas o normas de convivencias elemental en el seno de la familia o grupo o instituciones.
Su característica biopsíquica consiste en esa tendencia decreciente a la participación. Es necesario abolir la creencia de que, porque el anciano no puede hacer progreso sustancial en los términos clásicos del psicodinamismo no puede evolucionar positivamente en absoluto.
La Asociación Médica Mundial da ls siguiente recomendaciones a los médicos que tratan a los ancianos y exhorta a todas las asociaciones médicas nacionales a dar publicidad a esta declaración entre sus miembros y la opinión pública.
Los médicos que atiendan ancianos deben:
• Identificar al anciano que puede haber sufrido maltrato y /o abandono.
• Proporcionar una evaluación y tratamiento médicos por los daños producidos por el abuso y/o abandono.
• Permanecer objetivos y no emitir su opinión.
• Mantener una relación terapéutica con la familia.
• Utilizar un equipo multidisciplinario.

Compartir