Osteoporosis

Por Stella Fleitas Ortiz

La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se vuelven más  porosos, delgados y frágiles. Por lo tanto tienen muy poca resistencia a los golpes, esto provoca la rotura con facilidad de  huesos hasta por una simple caída.Un indicador de osteoporosis es la falta de calcio. El problema abarca a todos los huesos del cuerpo y si no se detecta a tiempo y no se trata, la osteoporosis avanza de una manera silenciosa e indolora, hasta que algún hueso  se rompe hasta un mínimo esfuerzo. Muchos de nosotros podemos tener esta enfermedad y no darnos cuenta, pues no produce dolor, ni síntomas, hasta que se manifiesta, como por ejemplo a través de una deformación de los huesos o de una fractura las más comunes son las de cadera, muñeca y columna.

La osteoporosis produce una modificación de la estructura y disminución de la masa ósea, la masa ósea es la cantidad de hueso que presenta una persona en su esqueleto y está formada por proteínas y minerales, principalmente calcio, esta disminución es lenta y es más notorio en mujeres que en los hombres. Cuando somos jóvenes este proceso está en equilibrio y los huesos se mantienen, pero a partir de los 30 años la masa ósea comienza a disminuir de una manera lenta y progresiva. Hasta los 30 o 35 años los huesos se forman más rápidamente de lo que se degradan, pero después de esta edad, los huesos se degradan más rápido de lo que se forman. El contenido mineral del hueso depende del pico mineral o masa ósea máxima alcanzada, que se relaciona con la alimentación realizada a lo largo de nuestra existencia, el estilo de vida y la herencia genética. Factores que favorecen la aparición de osteoporosis

  •  Baja ingesta de calcio y vitamina D con los alimentos.
  • Falta de ácido clorhídrico en el estómago.
  • Hábitos sedentarios.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Consumo excesivo de café.
  • Consumo excesivo de tabaco.
  • Edad, mayores de 60 años.
  • Sexo, más de la mitad de las mujeres mayores de 60 años padecen esta enfermedad.
  • Antecedentes familiares.
  • Menopausia.
  • Uso de medicamentos en forma prolongada.

II- TIPOS OSTEOPOROSIS

  1. Osteoporosis Menopaúsica: comienza en el momento de la edad critica que es cuando el ovario deja de producir una hormona llamada estrógeno.
  2. Osteoporosis senil o de edad avanzada: se produce en ambos sexos generalmente después de los 60 años, lo que sucede en este caso es la falla de absorción de vitamina D en el intestino.
  3. Osteoporosis Iatrogénica: el uso de hormonas tiroideas o ciertos medicamentos durante periodos prolongados por parte de personas normales favorece en ella la aparición de esta enfermedad.

III TRATAMIENTO Y PREVENCION Se basa en recomendar una cantidad adecuada de calcio en la dieta, la práctica de ejercicio físico y el empleo de medicamentos que contribuyan al mantenimiento o aumento de la masa ósea. Como sabemos, el calcio es necesario para hacer posible el crecimiento, reparación, mantenimiento y   fortalecimiento de la masa ósea.  Las recomendaciones de ingesta de calcio varían dependiendo del país y de la edad. Los países con una baja ingesta de calcio tienen altas tasas de fractura ósea, y otros con mucha ingesta de calcio a través de lácteos y derivados tienen un bajo índice de contraer osteoporosis. El mantenimiento del peso ideal, la  realización de  ejercicio físico y un aporte extra de calcio ayudan a mantener la densidad ósea  en mujeres posmenopáusicas.

1) ALIMENTACION ADECUADA QUE PROVEA CALCIO 2) ESTUDIO DE DIAGOSTICO EN EL MOMENTO OPORTUNO 3) TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL
Nuestros huesos están llenos de calcio, si no hay este mineral el hueso queda poroso(agujereado), De ahí la importancia de consumir alimentos ricos en calcio Se realizan para determinar la densidad mineral ósea e identificar a personas que corren  riesgo antes  que se produzcan algunas fracturas. El estudio más sensible es la densitometría ósea, se realiza por imágenes y determina hasta un 6% los grados de riesgos existes por pérdida de masa ósea.  Se puede realizar una terapia con estrógenos tanto para la prevención como para el tratamiento, ya que reduce el riego de pérdida de masa ósea. Este tipo de terapia debe ser indicada por un médico.

 IV- REQUERIMIENTOS Los requerimientos diarios de calcio varían según la edad. El cual podemos observar en el sgte recuadro

Grupo de Edad RDA
Lactantes 6 meses 210 mg
6 – 12 meses 270 mg
1 – 3 años / 4 – 8 años 500mg / 800mg
9 – 18 años / 19 – 50 años 1300 mg /1000mg
51 – 70 años y mas 1200 mg
Mujeres posmenopáusicas 1000-1500 mg

  V- FUENTES DE CALCIO EN LA DIETA. Consumimos calcio a través del agua que bebemos, muchos alimentos lo contienen y nos ayudan a prevenir la osteoporosis, pero los productos lácteos son la mejor fuente de este mineral. La leche y sus derivados tales como el yogur, el queso, la mantequilla contienen una forma de calcio que el cuerpo puede absorber fácilmente. La leche entera (con 4% de grasa) se recomienda para los niños de edades comprendidas entre 1 y 2 años. Los adultos y los niños después de los dos años de edad deben tomar leche y otros productos lácteos bajos en grasa (2% o 1%) o desnatados. El hecho de quitar la grasa no reducirá la cantidad de calcio en un producto lácteo, además de ser la fuente de calcio, la leche también es buena fuente de fósforo y magnesio que ayuda a nuestro organismo a absorber y utilizar el calcio. La vitamina D se necesita para ayudarle al cuerpo a usar el calcio, razón por la cual se fortifica la leche con esta vitamina. Otros alimentos ricos en calcio son  los vegetales, con hojas verdes oscuras, como el brócoli y nabo fresco, repollo chino, espinaca, acelga, semilla de soja y girasol, legumbres secas, asi también como el  salmón y las sardinas enlatadas con sus huesos blandos, almendras, y nueces del Brasil. En personas que practican el vegetarianismo, o son intolerantes a la lactosa y no consumen lácteos hay otras formas de complementar este mineral, hoy día las industrias alimenticias  agregan  el calcio a algunos productos alimenticios, como  panes, jugo de naranja, leche de soya, el tofu y los cereales listos para el consumo. VI- DIETA Y CALCIO En general solemos consumir 4 comidas diarias y el mejor momento para hacer una ingesta rica en calcio es en el desayuno y la merienda, para así evitar la interferencia con otros alimentos que disminuyan su absorción, por ejemplo:

  • Leche entera o descremada con café descafeinado+ pan francés y queso tipo cremoso o port salut.
  • Leche entera o descremada + galletitas de agua y queso untable.
  • 1 pote de yogur pequeño, con 2 fetas de queso tipo sándwich.

Los cereales integrales y las frutas tienen fibras y si consumimos en moderadas cantidades no interfieren demasiado en la absorción del calcio, si las consumimos en importantes porciones en el desayuno y merienda la cantidad de calcio que se adsorbe será mucho menor que la que se ingiere.  Debido a eso para evitar esta pérdida de calcio, una opción válida es el reemplazo de lácteos  comunes por lácteos fortificados con calcio.

FIBRA OXALATO SAL CAFEINA
Disminuye la absorción del calcio, debido a un compuesto llamado fitato. Disminuye la absorción en un 30 %. Lo encontramos en el chocolate, espinaca, remolacha, acelga, uvas, batata, frutas secas, frambuesas, perejil, puerro. A mayor consumo, menor adsorción de calcio. Provoca perdida de calcio por la orina, de manera que es nocivo consumir debido a que indirectamente favorece a la osteoporosis. Produce la pérdida del 30% del calcio, generalmente por una mayor excreción de este a través de la orina. Se recomienda reemplazar el café común por el descafeinado.

 


Compartir