Papilitis

La papilitis (neuritis óptica) es la inflamación del extremo del nervio óptico que entra en el ojo. La papilitis puede tener varias causas, aunque la causa exacta casi nunca se sabe. En personas mayores de 60 años, la arteritis temporal es una de las causas más importantes. La papilitis también puede deberse a trastornos víricos e inmuno-lógicos. A pesar de que la papilitis en general afecta sólo un ojo, también puede presentarse en ambos. El resultado es la pérdida de visión, que puede oscilar entre un pequeño punto ciego hasta la ceguera absoluta en un plazo de un día o dos. En ocasiones, la pérdida es permanente. La persona puede sentir dolor o no sentirlo en absoluto. Para establecer el diagnóstico, el médico comprueba si la visión es normal en todas las áreas, examina el nervio óptico con un oftalmoscopio (un instrumento utilizado para ver el interior del ojo) y verifica que las pupilas respondan normalmente a la luz. En ciertos casos, es necesario realizar una tomografía computadorizada (TC) o una resonancia magnética (RM). El tratamiento depende de la causa. En general, los corticosteroides constituyen la terapia de primera elección. Causas de papilítis y neuritis retrobulbar

  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad vírica.
  • Arteritis temporal y otras clases de inflamación de las arterias (vasculitis).
  • Intoxicación con productos químicos, como el plomo y el metanol.
  • Tumores que se han expandido hacia el nervio óptico.
  • Reacciones alérgicas a las picaduras de abeja.
  • Meningitis.
  • Sífilis.
  • Uveítis.
  • Arteriosclerosis.


Compartir